Crítica. Rag’n’bone Man – Human. Llamamiento a la responsabilidad

Rag ‘n’ Bone Man – Human

Esta canción y su videoclip están llenos de contradicciones. Por esa razón es interesante para analizar cualquier contenido, y en especial este, primero describirlo tal cual es, y luego ya empezar a buscar los valores simbólicos. 

La canción está centrada a hablar de la especie humana, y de primeras, al estar en inglés escuchamos principalmente cómo se describe al humano con sus “pros y contras” con un estribillo que dice: 

“I’m only human after all, don’t put your blame on me” (que vendría a ser, “A pesar de todo tan sólo soy un humano, no me eches la culpa a mí”). Algo que nos remite a la idea que los humanos somos defectuosos, y que no tenemos la culpa de todas las desgracias que ocurren en el mundo, sino que somos las víctimas.

El videoclip muestra una secuencia de personas, de todos los tipos, etnias y formas. De hecho, el cantante, tiene un físico excepcional para la industria de la música, pues es un tipo bastante gordo. Todo parece apuntar a enfatizar la diversidad humana, con sus defectos y virtudes. 

En la segunda lectura de Human empiezan a aparecer indicios y contradicciones que desmontan parcialmente las intenciones que se creían de primeras. 

1. Esta canción se acuña en Reino Unido. Y vemos que los personajes que aparecen, se adaptan muy bien a la juventud “común” de este país (y puede extenderse también a otros países europeos con realidades parecidas a esta), pero en cambio no representa en absoluto otros sitios del mundo dónde, efectivamente viven humanos, pero no aparecen representados en ningún aspecto en este videoclip. Se representa un estereotipo de occidentales jóvenes, emprendedores y cosmopolitas. Que, en su intento de ser la mejor versión de sí mismos, rehúyen “la culpabilidad” de sus actos.

2. La culpa individual trasladada al colectivo. “Todos somos culpables” alivia el sentimiento particular. Nuestra sociedad está constantemente delegando la culpa, pues es una forma de no aceptar la responsabilidad. 

¿CULPABLES O NO CULPABLES DE NUESTRA PROVENIENCIA? 

El concepto del Adanismo: “Soy Adán, nazco nuevo”, en la actualidad se podría traducir en: no me quiero implicar con mi herencia social, así que la rehúso y la niego. 

Un ejemplo actual podría ser el de partidos como Podemos o Ciudadanos que aparecieron en el plano político de forma “adanísta”. Cómo si todo el plano político ocurrido anteriormente a su aparición, no tuviera nada que ver con su organización. Se presentaron como consequencia de. Algo nuevo, que los libera de toda responsabilidad anterior.

Todos nacemos en una sociedad, para lo bueno y para lo malo. Los individuos debemos gestionar nuestro entorno. Ese entorno de primeras, no es ni bueno ni malo. Las decisiones que tomemos como individuos definirán quiénes somos en sociedad. Pero es necesaria para tomar decisiones responsabilizarnos de esta sociedad, y no sólo representarnos como a víctimas cuando nos conviene. Para mejorar las condiciones en nuestro mundo, necesitamos encarar los problemas como agentes responsables, y no como desvalidos afectados por el destino o como ‘Adánes‘ caídos del cielo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *